Menú Cerrar

El 2020 no había comenzado en forma y ya el mundo hablaba del coronavirus, la contagiosa enfermedad que se originó en la provincia china de Hubei y que amenazaba en expandirse por el planeta hasta convertirse en una pandemia. 

La amenaza no tardó en materializarse: el miércoles 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud  declaró que el covid-19 “puede declararse como pandemia”, según anunció su director, Tedros Adhanom.

Los casos confirmados de contagios empezaron a crecer de manera exponencial, así como la preocupación de un planeta que se enfrentaba a una enfermedad que no solo amenazaba la salud de las personas, sino que además cargaba de estrés a la economía mundial, que de inmediato comenzó a sentir los efectos del coronavirus.

En las crisis el ser humano deja ver su mejor y peor lado. Así, en las redes sociales encontramos a personas peleando en un supermercado por rollos de papel higiénico, como a barrios enteros que aplauden desde los balcones a los profesionales de la salud, héroes silenciosos de esta coyuntura. Dos caras de una moneda que sigue dando vueltas en el aire.

Y es que justamente el nivel de estrés que genera la crisis es altísimo. La industria también siente esa carga y, al igual que las personas, se comporta de diferente manera para hacerle frente a la pandemia y delinear su futuro, porque hay que dejar en claro que a pesar de lo difícil de la situación, el mundo y sus industrias saldrán al otro lado del túnel; algunos, por supuesto, más fortalecidos que el otro.

Este especial busca, precisamente, pintar el panorama de cómo las diversas industrias de América Latina están haciendo frente al coronavirus. Ejemplos y casos de éxito, buenas prácticas empresariales, alternativas para que los negocios operen en medio de la crisis y los retos que encararán las organizaciones, son algunos de los contenidos que ponemos a su disposición para que usted y su empresa tengan mayor claridad en la hoja de ruta que deben transitar en medio de esta tormenta.

Selecciona el tema al que te gustaría navegar:

EL PANORAMA DE LAS FERRETERÍAS
DURANTE LA PANDEMIA

Como ya sabemos a partir de la declaración de la pandemia del COVID-19 por parte de la Organización Mundial de la Salud el pasado 11 de marzo, los gobiernos alrededor del mundo han tomado una serie de medidas de aislamiento en busca de parar la propagación de la enfermedad. Esto plantea un panorama, en principio, bastante angustioso para cualquier comercio, ya que evidentemente las dinámicas se han afectado completamente por la disminución del flujo de compradores en los establecimientos, representando una sustancial disminución de las compras de diferente tipo. Y, claro, las ferreterías no escapan a esta realidad.  

En Colombia, este tipo de establecimientos desde hace unas semanas se han visto afectados y han notado el impacto de la crisis en la caída de sus ventas. Desde el 25 de febrero y hasta el 13 de abril debieron cerrar sus puertas, dando cumplimiento a la medida de aislamiento obligatorio establecida por el Gobierno nacional.

Ahora bien, no todo es malo. Vale la pena resaltar que esta crisis ha dejado en evidencia la importancia y el carácter de necesidad que tienen los establecimientos ferreteros para las ciudades y comunidades alrededor del mundo. Es así que por ejemplo en Italia, uno de los países donde las medidas de aislamiento han sido más drásticas, el Gobierno estableció la venta de herramientas, pinturas, material eléctrico y termohidráulico (fontanería), iluminación y electrodomésticos, como una actividad de primera necesidad.

La crisis ha dejado en evidencia la importancia de las ferreterías para las comunidades alrededor del mundo, al proveer insumos y servicios esenciales para mantener ambientes sanos y protegidos.

Igualmente, la Asociación Norteamericana de Ferreterías (NRHA) señaló en su comunicado a las autoridades, el carácter esencial de las ferreterías y almacenes de mejoras para el hogar, ya que estas ofrecen "servicios necesarios para individuos y contratistas, proporcionándoles los productos y el apoyo requerido para mantener sus hogares y comunidades seguros, protegidos y en funcionamiento". Además, resalta que estos establecimientos "tienen un historial probado de proporcionar servicios esenciales, suministros y apoyo a comunidades en situaciones de emergencia pasadas como huracanes, inundaciones, incendios y disturbios civiles". 

Vamos para adelante  

En este sentido, la crisis nos deja una enseñanza muy importante a todos los miembros del sector, y es el papel trascendental que tienen los ferreteros para la sociedad, y el rol protagónico que pueden desarrollar en estos momentos, siendo de gran ayuda para la comunidad al proveer productos básicos que, incluso, pueden ayudar a contener la propagación del COVID-19.

Asímismo nos confronta con la realidad de tomar decisiones rápidas y reinventarnos para no parar la gestión del negocio y mantenernos a flote. En este sentido, lo primero que hay que tener en cuenta es que tal como señala Juan David Ballén, director de Casa de Bolsa de Valores, esta es una crisis y las crisis son pasajeras. Y, en segundo lugar, es momento de actuar con cabeza fría y calma, tomando decisiones que, si bien implicarán apretarse el cinturón e incrementar el trabajo, serán el salvavidas de nuestras empresas. 

Tal como señaló el experto en mercadeo Manuel Ayllón, de Orange 360, para el portal de noticias América Economía, “las empresas que se atrevan a buscar nuevas fórmulas para enfrentar este contexto habrán ganado una importante ventaja versus las que solo se resignen a esconderse y esperar que el temporal pase”.  

PARA SOBRELLEVAR LA CRISIS,
ES CLAVE MANTENER LA COMUNICACIÓN CON SUS ALIADOS

Sin duda, el momento que atravesamos ha generado una gran incertidumbre para todos, y por lo tanto, mantener una comunicación clara y directa sobre lo que viene pasando en los diferentes niveles de su negocio será determinante para su sobrevivencia. Así lo señala un artículo recientemente publicado en Harvard Business Review (HBR), en el que Paul A. Argenti, experto en comunicación de crisis, asegura que es necesario “comunicarse temprano y con frecuencia con sus grupos clave durante una crisis. Incluso si todavía se está tratando de comprender el alcance del problema, sea honesto y abierto para mantener la credibilidad”.

A continuación, le damos algunas recomendaciones para fortalecer los lazos con su público objetivo:

Empleados: es claro que en este momento a todos nos va a tocar apretarnos el cinturón en pro del beneficio común, y por lo tanto, los empresarios deben tomar decisiones que varían las reglas del juego iniciales con sus empleados. Será fundamental la transparencia con sus empleados, déjelos conocer cuál es la situación que atraviesa la empresa y las medidas de contingencia que planea tomar.

De acuerdo con el artículo publicado en HBR, “la empresa necesita desmitificar la situación de los empleados, tranquilizar a todos y brindar esperanza para el futuro. Los estudios han demostrado que los líderes, en particular, tienen un papel especial en la reducción de la ansiedad de los empleados”.

La falta de comunicación y de trabajo colaborativo puede significar la estocada final para su negocio, ya que se reflejará en una mayor incertidumbre entre los trabajadores y en bajos rendimientos, en un momento que debemos estar funcionando a toda marcha. Por el contrario, tener informados a sus colaboradores y ser claro en la comunicación, les generará un sentido de pertenencia con la empresa y mayor compromiso en el trabajo.

De acuerdo con el artículo publicado en HBR, “la empresa necesita desmitificar la situación de los empleados, tranquilizar a todos y brindar esperanza para el futuro".

Proveedores: teniendo en cuenta que una buena parte de los insumos e inventarios que se comercializan en las ferreterías son importados (o las materias primas con las que se fabrican), es bastante probable que aquellos aliados comerciales a los que les compra los productos para su negocio tengan que variar sus dinámicas. Sin embargo, podría pensarse que esta no es una crisis de desabastecimiento y las empresas, adecuándose a las dinámicas que nos impone el panorama, deberían poder seguir produciendo.

En este sentido, resulta fundamental no romper las cadenas logísticas, sino entender cuáles son las posibles variaciones por parte de los tiempos y entregas de los proveedores, y adecuar los procesos de distribución y abastecimiento, extremando las medidas de seguridad. Esto solo se logrará estableciendo un canal de comunicación directo y constante con los fabricantes y llegando a una serie de acuerdos de mutua colaboración.

Clientes: para estos momentos de incertidumbre y aislamiento, la mejor estrategia para grabarse en la mente de sus clientes y prestarles una colaboración, es darles a conocer que conoce sus necesidades y que está dispuesto a adaptarse para seguir atendiéndolos. Por ejemplo, en España, donde ya se cumplen varios días de aislamiento y por lo tanto muchas ferreterías han tenido que cerrar sus puertas al público, se han visto buenas prácticas para replicar: la cadena de ferreterías Gremi ha recomendado aportar a la base de clientes un número de contacto para ofrecer domicilios. Cadena 88, una de las redes ferreteras más grandes de España, ha comunicado a su público que sus plataformas online están abiertas y que se han generado facilidades para promover las compras por este medio.

El artículo publicado en HBR, recomienda: “concéntrese en la empatía en lugar de tratar de crear oportunidades de venta. Las empresas deberían repensar las estrategias de publicidad y promoción para estar más en línea con el espíritu actual”.

Es probable que mantener estos lazos con sus grupos de interés implique un mayor esfuerzo y trabajo, e incluso la implementación de nuevas plataformas digitales o la apertura de nuevos canales. Sin embargo, es la forma en que su negocio podrá seguir vigente en la mente de los consumidores.

ALGUNAS IDEAS PARA MANTENER
SU NEGOCIO EN ESTOS TIEMPOS DE CRISIS

Ante la disminución en la afluencia de clientes a las ferreterías, es momento de buscar cuáles son las opciones que nos pueden ayudar para no parar completamente el funcionamiento de los establecimientos. A continuación le aportamos algunas estrategias que puede aplicar en su negocio:

Es la hora de apostarle al bricolaje:

Ante las recomendaciones de aislamiento preventivo, la gran mayoría de personas se encuentra en sus casas, pensando en qué hacer para pasar el tiempo; y por supuesto, los trabajos y proyectos de arreglos y mejoras para el hogar, son una gran opción.

De modo que es momento de alinearse con esta necesidad y aportarle a su público todo lo que necesita para desarrollar sus proyectos de bricolaje: insumos, instrucciones, ideas, recomendaciones, entre otros. A través de las redes sociales, página web, correo electrónico o Whatsapp, puede compartir videos, artículos y tips sobre proyectos de trabajo en casa y, de la misma manera, puede ofrecer los insumos en combo para desarrollar los proyectos.

Jardinería, reparación de superficies, remodelación, pintura, fabricación de muebles y repisas, son algunos de los proyectos que podría sugerir a sus clientes desarrollar durante el encierro.

Incluso sería una gran idea llevarlos a domicilio (en la medida de lo posible) o permitir que se programe el pedido y el pago con anterioridad, para que el cliente solo tenga que recoger los productos en el punto de venta, y evitar las aglomeraciones. Jardinería, reparación de superficies, remodelación, pintura, fabricación de muebles y repisas, son algunos de los proyectos que podría sugerir a sus clientes desarrollar durante el encierro.

Ofrezca insumos para mantener ambientes saludables:


Otra de las necesidades que tienen actualmente los consumidores es asegurar que los ambientes en los que se mueven cuenten con los requerimientos necesarios para proteger la salud humana y estar en perfectas condiciones de limpieza. Frente a esto, las ferreterías, tienen bastantes opciones que ofrecer, con lo que no solo podrán mover las ventas durante este periodo, sino aportar a mantener espacios libres de la propagación del COVID-19.

Aportando soluciones completas para mantener espacios seguros y con condiciones de higiene adecuadas, no solo moverá las ventas, sino que aportará a mantener espacios libres de la propagación del COVID-19.

La recomendación, entonces, es que provean soluciones completas en cuanto a: productos de seguridad y protección personal (máscaras, guantes, cloro, desinfectantes y limpiadores); equipos de mantenimiento, como herramientas eléctricas; y elementos para asegurar el buen funcionamiento de instalaciones eléctricas y sanitarias. Todo esto acompañado de asesoría, teniendo en cuenta que quien utilizará los productos no necesariamente es profesional, o puede no saber qué requiere exactamente para trabajos puntuales.

Abra nuevos canales:

Contar con una plataforma de ventas online puede ser determinante para este momento en que los clientes no están asistiendo a los puntos de venta con normalidad. Pero en caso de que no posea esta herramienta o quiera potenciarla, existen otros canales directos y de alta efectividad para llegar a los clientes.

Sobre todo Instagam y Facebook son en este momento grandes aliados para su negocio, no solo para promocionar sus productos, sino para comunicar novedades sobre el funcionamiento de su ferretería durante la coyuntura. Puede ser incluso el momento de realizar una inversión para pautar en estas redes y llegar a nuevos clientes que tengan actividades relacionadas con los productos comercializados.

Igualmente, puede habilitar líneas especiales para prestar asesorías y atender pedidos por parte de sus clientes, y utilizar whatsapp para dar a conocer sus novedades.

Brinde seguridad a clientes y empleados en el punto de venta:


Sobra decir que en todo tipo de espacios, principalmente si son comerciales, se deben extremar las medidas de seguridad para proteger la salud y dar seguridad a los clientes. Es así que en su ferretería puede aplicar medidas como:

  • Demarcar los espacios que no deberían pasar clientes y empleados para mantener la distancia prudente dentro del local.
  • Poner alarmas para que sus empleados recuerde lavarse las manos cada hora.
  • Tener gel antibacterial en vitrina, para que tanto los clientes como los trabajadores puedan utilizarlo antes y después de realizar transacciones.
  • Establecer turnos de trabajo para que no todos los empleados estén al mismo tiempo dentro del establecimiento, y puedan evitar el uso de medios de transporte masivo en horas de alto tráfico.

No pierda el tiempo
Por último, vale la pena recalcar que, "debemos aprovechar estos tiempos muertos, cuando no tenemos público, para mejorar y poner nuestra ferretería como debería estar siempre", tal como lo señala el experto en gestión e innovación del punto de venta Antonio Valls, para el portal C de Comunicaciones.

Es así como esta es una oportunidad para reestructurar el punto de venta y realizar acciones necesarias como: limpieza, renovación de la imagen del negocio y optimización de la gestión interna. De usted depende que de este periodo de crisis se puedan sacar aprendizajes, buenas prácticas y estrategias provechosas para el negocio, y no sea un tiempo de pérdidas y estancamiento.

RECOMENDACIONES FINANCIERAS
PARA LAS FERRETERÍAS EN ÉPOCA DEL CORONAVIRUS

El impacto de este nuevo coronavirus afectará no solo la salud de los colombianos, también su economía, y sin duda uno de los sectores más golpeados, con contadas excepciones, será el comercio. Juan Felipe Martínez, cofundador de @financeiskool, una Start-Up de Inteligencia Financiera al servicio de las pequeñas y medianas empresas, trae a los empresarios del sector de ferreterías las siguientes recomendaciones para afrontar esta crisis:

Hay que transformar digitalmente el negocio

Aunque según un estudio de BBVA Research (2019), se espera que en 2020 Colombia llegue a una población de 50 millones de habitantes, con 32 millones de usuarios de Internet, de acuerdo con las encuestas realizadas por el MinTIC y la Cámara de Comercio de Bogotá en 2017, tan solo el 16 % de las empresas grandes realizan ventas a través de comercio electrónico, bajando esta estadística a 14 % en pymes y a 12 % en microempresas.

Las oportunidades están sobre la mesa, ya no es una opción la digitalización. Si su ferretería no tiene página web, ¡está perdiendo ventas! Créela rápido, no es una inversión alta; y si la tiene, sáquele el jugo al mercadeo digital.

Si su ferretería no tiene página web, ¡está perdiendo ventas! Créela rápido, no es una inversión alta; y si la tiene, sáquele el jugo al mercadeo digital.

Recuerde que puede reforzar sus conocimientos sobre este tipo de tecnologías a través de www.empresariodigital.gov.co. Esta es una plataforma virtual gratuita de MinTic, que busca incrementar el acceso, uso y apropiación de internet en los empresarios colombianos para que apliquen la tecnología en sus procesos de negocio con el fin de aumentar su competitividad y productividad.

¡Pilas con la caja!

Hay que determinar con anticipación cuál será la situación de caja de su ferretería en los próximos meses para poder tomar decisiones acertadas. Si como resultado de este análisis se proyectan meses deficitarios, hay que explotar toda su recursividad para tapar este 'hueco' de caja. Arranque buscando todas las eficiencias posibles en la operación, empiece por eliminar los gastos que no sean absolutamente necesarios.

Por la coyuntura actual, debe priorizar los créditos financieros que más se ajusten a sus necesidades de caja así la tasa de interés sea un poco más alta.

Si después de este ejercicio de rentabilización el hueco sigue, determine qué tanto puede fondear con recursos propios la operación y que necesidades tiene que finalmente deba cubrir con deuda bancaria. La mayoría de las entidades financieras ya han sacado planes de alivio, conózcalos bien, no se quede solo con el banco de toda la vida. Es el momento de que a su ferretería la conozcan más bancos.

Por la coyuntura actual debe priorizar los créditos financieros que más se ajusten a sus necesidades de caja, así la tasa de interés sea un poco más alta. Es muy importante que cuide su historial de crédito, varios apoyos que está dando la banca son sujetos a que los clientes no se encuentren en mora.

Ojo con el capital de trabajo

No es momento de sobre inventariarse, al contrario, vaya preparando su ferretería para la reapertura luego de la cuarentena estructurando un plan comercial que le genere liquidez. Hay que volver el inventario caja lo más pronto posible: si lo que más se mueve son los abrasivos, ponga un precio atractivo para rotar el inventario mucho más rápido. Haga una campaña con descuentos un poco más agresivos para salir del inventario de lento movimiento.

No es momento de sobre inventariarse, al contrario, vaya preparando su ferretería para la reapertura luego de la cuarentena estructurando un plan comercial que le genere liquidez.

Pero sobre todas las cosas, no se llene de más inventario. Así el proveedor le ofrezca una super promoción, de nada sirve en este momento comprar a muy buen precio un producto que va a tener quieto en la bodega más de cuatro meses.

Piense en los riesgos de su negocio, hay una porción importante de las ferreterías que se valoran no por su generación de caja sino por el valor de su inventario, lo que quiere decir que muchos ferreteros tienen gran parte de su patrimonio familiar en la bodega. ¿Y si en esta cuarentena se incendia o se inunda la bodega? ¿Cómo se vería afectado el negocio?, es muy importante que verifique si cuenta con un plan de seguros que lo proteja ante este tipo de siniestros, sobre todo los que afecten el inventario.

CÓMO ACTÚA EL COVID-19 EN LAS EMPRESAS
Y EN CUÁLES CASOS ES LETAL

Juan Diego Alzate, entrenador de ICC y experto en supply chain, estrategia y operaciones, analizó algunos de los efectos que está planteando para los empresarios la pandemia del coronavirus, y aporta salidas para llevar la crisis y lograr que los negocios sobrevivan.

Las recesiones tienen varias causas. Esta vez tal causa es un virus del que no hablaré porque estamos hiperinformados. Pero, ¿qué pasará con nuestra economía colombiana?, ¿cúal será el impacto sobre algunos sectores?, y ¿qué debemos hacer los empresarios pequeños y medianos ante este fenómeno?

Primero, pongámosle nombre: lo que está sucediendo es una caída de consumo abrupta. No es una recesión, pues así lo consideramos cuando los números del producto interno bruto se van a negativo por más de dos o tres períodos (trimestres). Una recesión depende de fenómenos estructurales de la economía basados en diferenciales de valor, es decir, cuando se pierde competitividad sostenidamente; cuando se pierde la variable productiva; cuando no es capaz el estado ni el aparato productivo de frenar una pérdida de valor general que se ve en las calles con caída en consumo y con otros síntomas como desempleo. A veces, con desempleo e inflación, algo bien raro pero posible.

Primero, pongámosle nombre: lo que está sucediendo es una caída de consumo abrupta. No es una recesión, pues así lo consideramos cuando los números del producto interno bruto se van a negativo por más de dos o tres períodos (trimestres).

Y sí, es una caída de consumo abrupta porque no proviene de razones estructurales sino de una sola causa. Gigante y poderosa causa. Va a matar personas, pero va a matar empresas también. Pero una sola: un virus que es capaz de encerrarnos en casa y por tal, los efectos económicos se parecen a los recesivos o quizás a los depresivos, pero no lo son. Como cuando usted tiene una gripa y piensa que es coronavirus. Así mismo, no se debe confundir esta caída temporal, y muy fuerte, con recesión.

Si quiere puede verlo como una buena noticia porque su negocio en teoría va a perder entre uno y dos meses de ingreso (podrían ser tres si las cosas se complican), pero puede esperar que al final de la crisis sanitaria las cosas regresen a su estado normal, con algunas complicaciones típicas dada la irracionalidad los comportamientos humanos, y de eso vivimos las empresas. Todas.

Impactos de la crisis

Empecemos por ver el impacto de esta crisis (caída de consumo abrupta) en un país que está en el primer tercio de la tabla del índice de competitividad del Foro Económico Mundial (ojo: pasando del puesto 69 al 57 en los 10 últimos años). Luego veremos cómo podríamos enfrentar esta situación, desde el escritorio de gerentes, con los mostradores de los almacenes desocupados, y con los inventarios quietos, las importaciones por pagar a un dólar 20 % más costoso, con la nómina corriendo, seguramente con compras congeladas y generando un efecto látigo y juego de escasez, además de un pánico al consumo que genera comportamientos patológicos en el mercado.

Esperamos los siguientes impactos: costos directos e indirectos, comportamiento irracional para evitar ser infectados, pérdida de productividad laboral, desaceleramiento económico y proteccionismo del estado.

Según el Banco Mundial y el Instituto Nacional de Medicina de Estados Unidos, citados por el Krungsri Research (BERA, 2020), los sectores más afectados serán: transporte (pasajeros), comercio y retail, turismo. Habría que agregar comercio:, sobre todo en un país donde seis de cada 10 empleados son informales.

Entonces, veamos el costo directo, el fácil de descubrir: tome su estado de resultados del último año corrido (es decir, abril 2019-2020) y anote los costos operacionales que tendrá durante un mes, sin vender, es decir aquellos que no cambian cuando la producción no cambia, casi toda la segunda línea del pérdidas y ganancias. Ese es el costo que mayormente va a impactarlo: si las proyecciones son ciertas y la parada es de aproximadamente un mes, o quizás dos, entonces súmele uno a dos meses al costo general de la operación del año. Dos casos entonces:

(A) Si su empresa da utilidades, entonces asuma la pérdida de valor. Así nos toca a todos, y tranquilícese. Los empresarios serios, los realmente serios, saben perder. Es decir, no se deprimen ni deprimen sus empresas por causa del miedo. Recuerde que la pérdida de la productividad es un costo indirecto probable y muchas veces, el liderazgo del gerente es suficiente para retomar la actitud positiva de sus empleados, clientes y proveedores. No es un chiste, está medido. Concluyo, el liderazgo es el elemento determinante para recuperar la productividad.

(B) Si su empresa está dando pérdidas, le pasará como al coronavirus, que es una gripa para los sanos y hasta asintomática para muchos, pero letal para los enfermos. Así ocurre con las crisis: entierra rápidamente empresas con cáncer, pero a las enfermitas las alivia y potencia, y a las aliviadas, las dispara.

El liderazgo es el elemento determinante para recuperar la productividad.

Supongamos que usted es un empresario de la primera línea, es decir, caso (A), con utilidades: no pelee mas. Ya sabe que tiene que sumar uno o dos meses más en la ecuación sencilla (la ampliada si complicaría las cosas). Refinancie lo más que pueda. Aproveche, no a recortar costos sino gastos que no agreguen valor. Repiense su cadena de abastecimiento, trate de impulsar acuerdos río arriba con proveedores, sea cauto con la contratación, cuide el efectivo, es decir, aplane cuanta deuda tenga. El estado está tirando algunos salvavidas tributarios y la banca seguramente apoyará el sector formal. Tome esas ayudas. Me preocupa es el sector informal, al que nadie le ayuda pues aquí veremos variaciones importantes en la economía de calle: habrá anarquía social, protesta, culpables y se incrementarán los delitos económicos. Los empresarios serios siempre navegamos con algunos niveles de esa informalidad y falta de insitucionalidad. Solo que en la pos-pandemia, esto va a ser más álgido.

Sigamos con el caso (B), es decir, su empresa arroja pérdidas, entonces analice ya mismo, y busque ayuda profesional en ello, en poder ver si las razones de sus pérdidas son internas o externas y actúe rápido. Ojo: casi siempre las razones son internas. Usamos las externas para culpar las internas que dependen de usted, el gerente.

Siguiendo con el mismo caso (B), usted es un paciente enfermo de varias cosas, y le ha llegado un virus que lo puede matar. No se sienta mal si este mensaje es fuerte para usted. A mi me costó mas de un lustro comprender que debía cerrar una empresa de 150 empleados que solo daba pérdidas. Luego de rediseñarlo todo, hoy en día esa empresa tiene solamente cinco empleados, deja utilidades interesantes, y a mi, me toma muy poco tiempo controlarla. Concluyo: busque eficiencia operacional tratando de reducir el costo total de la operación aumentando o manteniendo la capacidad de respuesta. Es la hora de aliarse, fusionarse o salir lo más planeado posible.

Ferretero: anticípese y proteja su cadena de valor

El comportamiento irracional trae complicaciones como advertimos: consumo patológico durante la crisis (comprar compulsivamente abarrotes como si la crisis fuera de producción y distribución y no de un virus), desviación en los comportamientos de compra en casi todos los sectores, pánico financiero en algunos, temor a invertir, aplazamiento de inversiones, consumo compulsivo de algunos artículos especialmente de aseo y salud, y en fin, hasta compra irracional y compulsiva de bienes de consumo.

En términos de su empresa, generará entonces lo que llamamos en administración de la cadena de abastecimiento, efectos látigo y efecto escasez: la distorsión en la información entre abastecedores hasta minoristas, alentados por un consumo no acostumbrado (irracional hacia más o hacía menos), hace que los inventarios del sistema de valor se “queden” o “desborden” y por tal aumente su costo general, para todos. Es una arritmia cardíaca pero del sistema de abastecimiento. La distribución es una canción con un ritmo determinado, que entre más suave y armónico sea, más rentable y eficiente será.

Este efecto látigo hace que río arriba cada vez sea más grande la distorsión y esos cambios bruscos de ritmo generan exceso de inventarios en algunos, y falta en otros. Eso genera costos elevados a todo el sistema.

De modo que usted debe hacer un esfuerzo por conocer, río arriba y río abajo de su cadena de valor (proveedores y distribuidores) las expectativas reales de consumo para evitar tal efecto de látigo. Nuevamente, la palabra clave es liderazgo suyo, señor gerente. Dialogue con los actores de su cadena de abastecimiento para tratar de compartir información y regresar el ritmo de distribución a las ecuaciones normales del año corrido anterior.

El ferretero debe hacer un esfuerzo por conocer, río arriba y río abajo de su cadena de valor (proveedores y distribuidores), así como las expectativas reales de consumo para evitar el efecto látigo y el efecto escasez.

De otra parte, el efecto escasez hace que, la patología en los patrones de consumo generen pánico a la venta perdida y los minoristas tienden a aumentar sus pedidos pensando que no les va a llegar completo.

Como un ejemplo, esto es tal como ocurrió en los primeros días del aislamiento obligatorio que, las personas salen a comprar compulsivamente alcohol y el minorista tratará de aumentar los pedidos al máximo de despacho posible: cuando las cosas se normalicen, van a terminar abarrotados de alcohol. Ya veremos cómo, pase lo que pase, en las droguerías habrá promociones de este bien en tres meses.

Esto es irracional, pero es que el consumidor es irracional. Este costo por la desviación, el juego de escasez, se puede contrarrestar de nuevo, con el liderazgo sobre la cadena de abastecimiento. Controlando entre todos los actores (proveedores hasta distribuidores) los flujos para normalizarlos racionalmente. Liderazgo, por tercera vez.

Lo que se puede esperar para el sector

Para el sector ferretero tengo algunas noticias más alentadoras: el reporte de impacto de la crisis en China, y menciono a este país porque nos lleva dos meses de adelanto en el problema y porque está medido (BERA, 2020) es que los más afectados serán: Recreación (-5,8), transporte (-2,3), comercio (-2,0) y así otros sectores con caídas de -1,8 hasta -0,6. Pensando que la estadística China se pudiera tomar como una revelación para el resto de países a futuro cercano, y que normalmente lo que pasa por allá, se refleja por acá.

Léanse estos números así: siendo el número cero (0) el nivel promedio de actividad económica general, midiendo al crecimiento económico, esta es la desviación sobre tal promedio. En palabras sencillas, es la caída que se espera del sector, en términos porcentuales, sobre el crecimiento general promedio del país.

El sector ferretero es el último de la lista con el -0,1. Digamos entonces que, traspolando, cuando termine la crisis, se reactivarán. Así será. Eso si, quien pueda financiar o asumir la pérdida del corto plazo seguirá vivo, y aprenderá a ser más eficiente, prudente y líder para generar valor.

¿QUÉ ESTÁN HACIENDO
LOS FERRETEROS EN COLOMBIA?

Con el fin de entender cómo se han visto afectadas las ferreterías a nivel nacional y las medidas que se han venido implementando y se aplicarán luego de la cuarentena, nos comunicamos con algunos ferreteros en diferentes ciudades de Colombia. Esto fue lo que nos dijeron:

Ferretería Los Fierros, Medellín.
“Nuestra estrategia hasta el momento se ha basado en aplicar todos los protocolos de seguridad  establecidos por el Ministerio de Salud. Igualmente, en caso de un eventual cierre, hemos pensado en vacaciones colectivas para todos los empleados; si es del caso, anticipar las vacaciones; trabajo remoto para los cargos estratégicos; ‘guardar la platica’ dando prioridad a la nómina de los empleados, luego impuestos, luego proveedores y por último obligaciones financieras. Todo esto teniendo en cuenta que los ingresos van a disminuir significativamente. También estamos estableciendo unos protocolos de seguridad para ‘cuidar’ las sucursales mientras estén cerradas, para evitar robos y desastres naturales.”
Laura Álavarez, gerente.

Ferricentro, Bogotá.
“Hasta el momento hemos implementado unas campañas y políticas muy estrictas de limpieza y desinfección, de tal manera que los empleados mínimo cada hora deben lavarse las manos. Además,  tenemos unos protocolos de limpieza estrictos en los mostradores. Así mismo, modificamos los horarios de la gente de tal manera que los grupos de trabajo se dividan en varios horarios: por ejemplo, la gente de las bodegas asiste la mitad un día y la mitad el otro; esto garantizando el distanciamiento. También hicimos unas modificaciones de horario en horas pico para que la gente no estuviera en transporte público y así evitar contagio. Obviamente es obligatorio el uso de guantes y tapabocas. Hasta el momento no hemos tenido ninguna mala noticia y seguimos con la misma instrucción salvo que el distrito ordene lo contrario”, Daniel Montes, gerente.

Distribuciones PVC, Cali.
"En Cali se presenta una disminución fuerte en el tráfico de clientes. En nuestras salas propias también hay un ligero descenso en ventas. Indudablemente el comercio está impactado negativamente. Nosotros hemos seguimos laborando, tomando las medidas de sanidad recomendadas por las autoridades". Marino Gómez, gerente.

Ferremaster, Buga.
"Para no estimular la congestión de gente hemos desactivado eventos promocionales. Hemos sido muy rigurosos en los protocolos de limpieza, y contamos con mascarillas para darle a los clientes que sospechemos que están enfermos. De cualquier manera, la gente ha tomado muchas medidas y tanto en la calle, como en el punto de venta, se nota sustancialmente mermada la afluencia de gente". Rodrigo Cuadros, gerente.

 La mayoría de los ferreteros consultados aseguran haber sentido los efectos de la crisis en la menor afluencia de clientes a los puntos de venta, y resaltan la aplicación de medidas de higiene estrictas en todos los locales.

Construmole, Soledad Atlántico.
“Hasta el momento nuestras estrategias para sobrellevar la crisis que se ha generado a partir del COVID-19, se ha basado en dedicar parte de la fuerza de ventas y asesores comerciales que normalmente están en el punto de venta, a realizar televenta. Igualmente, hemos aumentado la flota de vehículos contratados dentro de nuestro sistema logístico, con el fin de optimizar la cadena de distribución y que los domicilio sean más eficientes”.  Leonardo Díaz, gerente.

Ferretería Carlos Restrepo, Cali.
“Estamos desinfectando los computadores y caja registradoras. Tenemos gel antibacterial para los empleados y lavado de manos cada tres horas con jabón líquido especial desinfectante. Igualmente, le damos a nuestros clientes el gel para las manos antes de atenderlos”. Carlos Restrepo, gerente.

[expand title="CREDITOS"]

Proyecto:

FIERROS / Editorial / Digital

Editora

María Elisa Ponce de León
 

Coordinación Editorial

Lina Giraldo
 

Infografías

Gabriela Hernandes, Jirdy Murillo,
Rubén Suárez

Diseño digital

Johan Encarnación

Desarrollo

Marisol Ruiz

Dirección digital

Andrés Barajas

Director editorial

Álvaro Cuéllar

[/expand]